¿Qué debo hacer si uno de nuestros electrodomésticos no funciona?

Primer paso: Apaga y prende de nuevo tu interruptor


Si uno de tus electrodomésticos más grandes deja de funcionar repentinamente, es posible que haya saturado el interruptor. A veces, cuando demasiada electricidad pasa a través de una toma de corriente, la caja de interruptores del departamento cortará automáticamente la energía de la toma de corriente.

Lo primero que debes hacer es desenchufar todo lo que esté conectado en tu cocina, excepto los electrodomésticos más grandes, como el refrigerador, el lavaplatos, la parrilla y el microondas. Asegúrate de que cada uno de los electrodomésticos principales está conectado a su enchufe propio. ¡No deben compartir enchufe!

Finalmente, ve a tu caja de interruptores y gira cualquier interruptor que apunte en la dirección opuesta al resto. Si parece que todos están ubicados en la misma dirección, apaga el interruptor maestro (el grande), déjalo unos segundos y vuelve a encenderlo.

Vuelve a la cocina y revisa que todos los electrodomésticos estén encendidos.


Segundo paso:
Revisa los cables de energía


Si revisar la caja de interruptores no funcionó, apaga el interruptor principal de nuevo y revisa todos los cables, en especial el de corriente para ver si está roto o dañado. Si es así, esa puede ser la razón del problema.

En caso de que el cable se encuentre dañado, por favor envíanos una fotografía del daño que hayas detectado para que podamos asignar un técnico y que se presente en el domicilio lo antes posible para repararlo.


Tercer paso:
Limpiar los filtros


En caso de que el problema sea la lavadora es importante revisar que los filtros no estén sucios y obstruidos, cuando esto sucede puede reducir rápidamente su eficiencia, hacer que suelte líquidos o, incluso, hacer que se incendie.

Debes leer el manual del propietario de tu dispositivo para obtener instrucciones sobre cómo limpiar el filtro o puedes consultarlos y con gusto te asistiremos en el procedimiento para limpiarlos.